Salve vidas con una tarjeta digital de donante de órganos

Digitale Ordnung auf Reisen bewahren, wie geht das am besten?

En 2020 se donaron algo menos de 3.000 órganos, pero la necesidad de órganos de donantes es mucho mayor. Con una tarjeta de donante de órganos cumplimentada, puedes salvar vidas, siempre que estés de acuerdo. Independientemente de que quiera donar todos, sólo algunos o ninguno de sus órganos, debe obtener una tarjeta de donante de órganos. Si no se ha pronunciado a favor o en contra de dicha donación en vida, se peguntará a sus familiares por su presunta voluntad en caso de fallecimiento y se enfrentarán así a una decisión trascendental en una situación ya de por sí difícil. Con un carné de donante de órganos, no sólo aporta claridad a los médicos, sino también a su familia.

Siempre contigo: tu tarjeta digital de donante de órganos

Si ha decidido rellenar una tarjeta de donante de órganos, ya ha tomado una decisión importante. Es igualmente importante que esté disponible rápidamente en caso de emergencia y que terceros puedan acceder a ella fácilmente. memoresa te apoya en esto: oficialmente, la tarjeta de donante de órganos sigue teniendo la forma de una pequeña tarjeta que debes llevar siempre contigo. Con el maletín de emergencia digital, memoresa le ofrece ahora la posibilidad de almacenar su tarjeta de donante de forma digital. A través de un código QR, que se pega como pegatina en la tarjeta del seguro médico o en el carné de identidad, puede ser recuperado y consultado por el personal del hospital y los familiares en cualquier momento.

Por cierto: también tiene la opción de dejar constancia de sus deseos respecto a la posible donación de órganos en un testamento vital. También puede guardarlos cómodamente en nuestro Kit de Emergencia Digital. Puede leer más sobre esto en nuestro artículo sobre el tema de los testamentos vitales.

Además de su tarjeta de donante de órganos y su testamento vital, también puede guardar en su kit de emergencia digital otros documentos importantes que sean necesarios en caso de accidente grave. Esto incluye, por ejemplo, información sobre su grupo sanguíneo, enfermedades crónicas y medicación habitual.